Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Maria y la oveja perdida

María y la oveja perdida

Hace tiempo vi un pequeño cuadro del Buen Pastor y algo en él me llamo la atención. Junto al pastor había una oveja más grande que las demás. Era parte del rebaño pero distinta. Podía leerse en sus mansos ojos una súplica al Pastor, por una oveja que se había apartado del rebaño y se perdía en caminos sinuosos.

Esta mañana, mientras leo la parábola de la oveja descarriada, me llego hasta tu Corazón, Madre Santísima, para que me expliques esos detalles de amor que esconde la Palabra….

Y te acercas a mi alma, en la fresca brisa de esta mañana, a la sombra de los árboles de mi patio.

- Las ovejas, hija, las ovejas y el Pastor… Por cierto, no es un Pastor común, es El Pastor por excelencia. Yo he sentido en mí los cuidados y delicadezas de este Pastor. Desde Nazareth, donde mi alma queda extasiada de gozo porque “ en mí obró grandezas el Poderoso” (Lc 1,49)… Tú también puedes disfrutar de los cuidados y atenciones de este Pastor, tal como te lo asegura en la…