Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Oh Jesús Sacramentado, oh mi Amor olvidado...

En tu gloriosa Ascensióntu promesa me has dejado: Que estarías conmigo hasta el tiempoconsumado.
Y por mi amor te has quedado esperando en el Sagrario, inmenso mar de soledad que, por mí, has navegado.
Tan desolada espera que te he regalado, tanta suma de olvidos, no caben en un Sagrario.
No hay quejas ni reproches en tu silencio sagrado, sólo tu inmenso Amor por el mío esperando.
Oh Jesús Sacramentado, oh mi Amor olvidado, ¿Cómo he podido dejarte, tanto tiempo abandonado?
Por cosas que ni recuerdo no te he visitado, ni siquiera en pensamiento ante Ti me he postrado.
Triste escala de valores: lo terrenal antes que lo sagrado, eligiendo caminos que llevan a ningún lado.

Hoy te pido una gracia oh mi Amor Sacramentado, desde el Corazón de tu Madre que jamás te ha olvidado.
Pues de todos los Sagrarios fue el primero, el más amado, virgen Corazón de Madre, arrullo, caricia y canto.
Con la fidelidad de Ella, oh Señor de los altares, de rodillas yo te adore la vida que me restare.
Y entender, al menos algo, de este Amor enclaustra…